>

La dieta mediterránea con frutos secos y aceite de oliva mejora la salud cardiovascular



En muchas ocasiones hemos oído decir que era necesario reducir la grasa de la dieta para tener mejor salud cardiovascular, pero un nuevo estudio ha demostrado que una dieta alta en grasa vegetal es más cardiosaludable que una dieta baja en todo tipo de grasas.

Algunas veces hay creencias que se hacen populares sin que detrás existan estudios serios que las avalen. Afortunadamente cada vez se avanza más en el conocimiento de la nutrición en relación con la salud y existen estudios con una muestra suficiente de participantes para poder extraer resultados válidos.

El estudio de Prevención con dieta mediterránea (PREDIMED) realizado entre 2003 y 2011 para evaluar la eficacia de la dieta mediterránea en la prevención de enfermedades cardiovasculares muestra que la dieta mediterránea enriquecida con frutos secos y aceite de oliva virgen extra reduce en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, de accidente vascular cerebral o de muerte por causa cardiovascular.

En este estudio participaron 7.447 personas con alto riesgo vascular que dividieron en tres grupos: dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, dieta mediterránea enriquecida con frutos secos (nueces, avellanas y almendras) y dieta baja en todo tipo de grasa (animal y vegetal). Los participantes tuvieron un seguimiento por una dietista y sesiones educativas en grupo, con descripciones detalladas de la dieta mediterránea o de la baja en grasa, así como de los alimentos que contienen. También se les proporcionaron menús, listas de compra y recetas adaptadas al grupo de dieta correspondiente y a cada estación del año.

Después de cinco años de seguimiento, se comprobó que los participantes de las dos ramas de dieta mediterránea presentaban menor frecuencia de infartos de miocardio, de accidentes vasculares cerebrales y de muerte por causa cardiovascular que el grupo de control. 

Esto supone un nuevo avance en la demostración de la importancia de una buena alimentación para el cuidado de nuestra salud. Es momento de defender nuestra dieta mediterránea y de consumir el aceite de oliva virgen extra y los frutos secos como aliados frente a los riesgos cardiovasculares.

Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet” Estudio publicado en New England Journal of Medicine el 25 de febrero de 2013.

2 comentarios:

  1. Qué información mas importante e interesante nos traes hoy Raquel. Es verdad que tenemos una dieta maravillosa. Yo me maravillo cuando veo a muchas personas alimentarse con dietas ajenas a nuestra cultura y costumbres y desdeñar alimentos tan sanos y saludables como los que tenemos aquí.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Hola! La dieta Mediterránea, por su alto contenido en ácidos grasos insaturados, vitamina E, antioxidantes naturales, fibra y otros nutrientes; hacen que la ciencia médica la considere como una de las dietas más saludables.

    Además, hay muchos estudios que demuestran los beneficios de la dieta mediterránea sobre el retraso en la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer, sobre el control del peso, la prevención del cáncer de mama, de los accidentes cerebro-vasculares, de la anemia, de las enfermedades cardíacas, entre otras enfermedades.

    La dieta mediterránea además de ser variada y de aportes nutricionales equilibrados; más que una dieta, se dice que es una forma de vida, la cual para generar un mayor efecto positivo se debe combinar con ejercicio moderado a diario.

    Los invito a conocer más sobre la dieta mediterránea visitándonos en: http://goo.gl/ZfYU3 Los beneficios sobre la salud los pueden encontrar aquí: http://goo.gl/2OZUy

    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...